El asomo

Thursday, June 15, 2006

Un sitio donde morir

Ayer decidí usar los tenis convertibles (verano-invierno). Al meter el pie sentí que algo me estorbaba, así que lo moví adelante, atrás, adelante, atrás, sin conseguir nada. Sentía algo rígido y peludo. Me quité el zapato y vi la carita de un ratón de diez centímetros bien muerto, con sus gusanos acompañándolo. Tengo la sensación constante de gusanos de muerte caminándome, la mirada roja y extraviada del ratón, los pelos y la tiesez en mi pie; además pienso en los motivos por los que decidió quedarse ahí:
1. Los ratones presienten su muerte y buscan un lugar agradable donde morir.
2. El ratón se murió del tufo.

9 Comments:

Anonymous arnulfo el de la esquina said...

La teoría de la muerte por tufo es la más viable.

10:35 PM  
Blogger Lord Maese Darth Chelerious said...

o las dos

7:55 PM  
Blogger YO SOY EL QUE YO SOY said...

Fue un gran placer compartir las calles de la condesa y la comida con Ruy y contigo, además de que nos dieran alojamiento en tan acogedor lugar


muchas gracias


Y nunca olvides que en Barranquilla se baila así ¡Sí!

3:30 AM  
Blogger la magia del mago chiquito said...

jajajajajaja!
Pobre de ti, tu pie.

11:38 AM  
Anonymous Vil desconocida said...

Hola, soy una vil desconocida, pero te voy a comentar de todos modos. Tu post me recordó una vez que se metió un gusano de esos horrendos de tierra a mi tenis. Estaba en clase de... algo, no me acuerdo, entonces no me pude quitar el tenis hasta una hora después.
Tuve la sensación de gusano toda una semana.
Si hubiera sido un ratón jamás jamáaaaaaas se me habría salido el trauma. Pobre tú.

4:23 PM  
Blogger Abominable Mario Flores said...

Jajajajaja, mu cagao.

11:02 AM  
Blogger jorjo said...

aaaaaaarghhhh, que mal pex.

muuuuy mala experiencia.

6:08 PM  
Anonymous Anonymous said...

mta y yo que creí que lo q le pasó a mi piecito una vez había sido lo peor.

Justo el día que se me ocurrió usar mis tenis favoritos (rojos) sin tines sentí algo así como que crujía, saqué el pie y sacudí el zapato, úchalas! que veo salir una cucaracha echa caca, no mames!, pensé, me fuí corriendo a lavarme la pata y tuve q lavar (que flojera) mi tenis.
Eso que te pasó si estuvo hard, yo me habría desmayado de las nauseas.

9:32 AM  
Anonymous Anonymous said...

El ratón a causado mucho revuelo, me gustaría verlo en tu tenis convertible pero más en un librito de cuentos.
Polosky

3:57 PM  

Post a Comment

<< Home