El asomo

Sunday, January 21, 2007

Mas habitantes

Corrían las cinco cuarenta y cinco de la mañana. Bajé a la cocina por jugo y de regreso a las escaleras... un ALACRÁN. Era como de veinte centímetros, con los ojos rojos brillantes y extranjero el cabrón, bueno, güero. Todavía adormilada no lo podía creer. Prendí la luz, agarré a mi perro y nos acercamos lentamente y alzó la cola, el alacrán, porque Oko la tenía entre las patas. Busqué algo para matarlo, una pantufla, un matamoscas. Pero en ese momento creía que sería invensible. Saqué un zapatote y se lo aventé. Buen tino, pero sólo lo puse como a mi, apendejado. Y comenzé a gritar: chicochéeeeeeeeee, chicochéeeeeeeeeeeee. Bajó bastante atolondrado. Le dije del monstruo que ahora estaba bajo un tapetito. Chicoché, como todo un señor, no reparó en levantar el tapete y le instaló una lata partiéndolo a la mitad. Yo veía las dos partes retorcerse.
Que puta manera de depavilarse.
Luego sufrí los consejos, acompañados de resurgidos acentos, de algunos, que años atrás compartían su vida con estas criaturas.
Chicoché: Nom pasa mnada boxita. Es um animál pequeño. Si llegara a picárte, cuidado con el xic o con el tuch. Pero pican en las extremidades, sólo te amarras un trapo pa´que no pase el veneno y yasta.

Creadora de mis días: Puej que ejpera para ir por bolitas de naftalina. Laj ponej por todo lado y ya. No paja nada mija.

Creador de mis días (Él no tiene acento): No sé como le puedes dar crank al alacrank, pero me sé un chiste muy bueno de alacranes.
Un gordo, muy gordo, acostado en la hamaca, le dice con mucha calma y lentitud a su mujer: Vieja, pásame el veneno para alacranes. Y la vieja: ¿Ya te picó uno, gordo?. Y el marranete: No, pero ahí viene.

La noticia de un intruso de ese calibre, se extendió por la vecindad y no tardarón en tocarme la puerta para darme consejos y explicaciones de la llegada del difunto. Hubo quien aseguró, era brujería.

Como buena citadina torpe, sigo un poco nerviosa. Después del ratón en mi zapato, este es el segundo susto que sufro en la misma casa a causa de bichos, pero desde ahora aconsejo tener bolitas de naftalina y trapos para amarrar las extremidades en caso necesario.
Y no era para tanto, el animal era como de ocho centímetros y rojo güerozo.

Saturday, December 23, 2006

Unp Oko más

Aunque ahora mueva la colita cuando estoy contentota y me ganan algunas gotitas emocionadas de pipi, no quiere decir que solamente me asomaré para hablar de Oko. Sólo que hay algo que no puede pasar por alto en las historias caninas.
Mi chicoché y yo nos paramos, con seriedad e inclinación, cerca del perro, ponemos nuestras manos en la espalda y con una voz amielada, casi chillona, decimos:
Pipí Oko, pipí oko, pipíoko.
El tremendo Oko no hace esperar a las peticiones y se lanza a orinar como los grandes. (Casi en automatique)
Me despido, no sin antes dar dos puntos:
1. Les pido de la manera menos y más atenta que no le repitan el conjuro, ya que podría sufrir una deshidratación a causa de tantos chascarrillos.
2. Mi Chicoché está a punto de patentar un platillo que se llamará Pipioko.

Wednesday, November 22, 2006

Oko

La semana pasada me llamaron de una tienda pedorrona en la Condesa. Se dedican a vender accesorios caros y ridículos para mascotas. Pero no para todas. No encuentro vestidito de plumas rosas para tortuga caguama. Dan vueltas diciendo que llega la semana próxima.
Bueno...
Telefonearon diciendo que habían encontrado el perro dispuesto a encajar con mi modelo de vida. Fuí a verlo, me encanté con él y lo llevé. Es un cachorro de madre Rottweiler y de un afortunado padre Schnauzer estandar. Con ojos de tentación y cuerpo de no se sabe para donde va a jalar. Le ruego a San Perrusquillo que limite su tamaño, que lo haga un perro bueno y a mi una Amá con paciencia amorosa.
Su nombre, la primer palabra de las 10 que aprendí en checo. Significa ojo.
A tan sólo 4 días ya nos hemos demostrado parte de las gracias que nos adornan.
Se van acumulando las invitaciones, ahora pueden venir a mi casa por una tasita de thé rojo y a conocer al hermosísimo Oko.

Friday, October 06, 2006

Modas

Me encontraba reposando, a punto de conseguir una siesta, cuando en el cambio de canales vi el nuevo video de paulinarubio (no merece ni espacios, ni mayúsculas). Tiene un traje dorado, claro, sumamente pegado, escotado, de pierna alta, muy revelador. Pero lo que me hizo dar un salto de la cama, fue la hondura que se notaba entre sus piernas. Cuando dije que el traje era revelador, quise decir violentamente revelador. La especie de traje de baño que lleva, muestra detalladamente la vulva brillante con todo y su perfecto depilado brasileño. Ella es la roña de la que no hablaré.
Hace poco se pusieron de moda los pezones de plástico, si, si, si, pezones falsos que se notan con cualquier top o sueter, alguna vez me topé con un brasier push up con pezones falsos integrados. Pero el video me hizo imaginar los próximos postizos, injertos y demás resaltadores de becheza. Ya estaría de Slim, crear un calzon push down de venta en tiendas departamentales.
Ahora si quedé con los pelos dorados, digo, de puta, digo de punnnnta.

Tuesday, August 29, 2006

Un gozo interrumpido

Wednesday, August 09, 2006

COCINA SUPER EQUIPADA

El anuncio decía: Departamento con un baño y medio.
Este departamento tiene un retrete junto a una regadera. Pero si se encontrase ocupado, está el medio baño, ubicado en la cocina, que además en la parte superior se encuentra la campana o estractor de olores.

Sunday, July 16, 2006

Cars

Mi chicoché compró una golosinas chocolatosas que regalan estampas. Me las pegó en los senos y ahora tengo en los pezones unos tatuajes de carros, no se quitan ni con alcohol.
Niñas, ¡no lo intenten sin una supervisión morbosa!